Aval a la ordenanza para proteger y fomentar el arte callejero pinamarense

El proyecto aprobado este viernes en sesión ordinaria establece los criterios para proteger, propiciar y fomentar la actividad artística en la vía pública en el municipio de Pinamar. Fue avalado por unanimidad y surgió luego de que se tapara un mural pintado en una escuela.

La norma en cuestión contempla como “artistas callejeros” a músicos, bailarines, cirqueros, actores y actrices, coros, elencos teatrales, mimos, titiriteros, estatuas vivientes, payasos, artistas plásticos y todo aquel que realice actividades artísticas a la gorra en la vía pública.

En esta línea, indica que la actividad de los artistas callejeros podrá desarrollarse con la simple inscripción en un registro, que se podrá tramitar vía web y personalmente, al tiempo que tendrá carácter gratuito.

La ordenanza fija pautas específicas para los murales callejeros, los cuales gozarán de una protección especial durante al menos 1 año. Para la realización de los murales será necesario el consentimiento del propietario de las paredes sobre las que se desarrolle la pintura, mientras que la obra no podrá contener imágenes discriminatorias, xenófobas, racistas ni misóginas.

Por otra parte, en caso de que la actividad implique el uso de instrumentos de amplificación sonora, el mismo deberá atenerse a lo dispuesto en la reglamentación vigente, pero “bajo ningún concepto la música será considerada ruido molesto”.

En uno de sus artículos, la normativa establece que los elementos, herramientas e instrumentos de trabajo de los artistas “no podrán ser secuestrados, retenidos o decomisados por autoridades públicas bajo ninguna circunstancia, en el marco del desarrollo de la actividad que se regula”.

El “Registro de Artistas Callejeros” funcionará en el ámbito de la Dirección de Cultura de la municipalidad de Pinamar, la que tendrá a su cargo la inscripción. La misma será gratuita y “no operará como impedimento para el desarrollo de la actividad”.

Asimismo, la ordenanza busca concretar un circuito callejero con el objeto de crear polos que lo revaloricen y fomenten el turismo en diferentes zonas del municipio. El mismo será establecido de manera conjunta entre el área de Cultura y el Consejo de Políticas Culturales de Pinamar.

Así, todas las expresiones artísticas que se desarrollen en la vía pública, cualquiera sea la disciplina de la que se trate, son declaradas patrimonio cultural intangible en el partido de Pinamar. En 60 días, el agobies local deberá reglamentar la norma.

 

Lo más visto