Golpiza a un joven de Pinamar: los imputados recuperaron la libertad

El hecho ocurrió el fin de semana en una estación de servicio de Pinamar ubicada en la calle Júpiter entre Constitución y Jason. Un grupo de al menos cinco personas, oriundas de Mar del Plata, atacó a un joven y por las lesiones tuvo que ser hospitalizado. Los autores fueron individualizados, aprehendidos y tras la indagatoria recuperaron la libertad.

No obstante, los acusados –de entre 26 y 28 años- fueron imputados por lesiones graves y deberán responder ante la Justicia. Este martes, el fiscal Juan Pablo Calderón explicó que como la pena prevista por la calificación de la causa no es mayor a tres años en promedio, no es un delito “detenible”.

Entrevistado por el programa radial “Nadie es perfecto” que conduce Diego Uribe, Calderón recalcó que se hizo un chequeo de antecedentes que no arrojó resultados, pero los marplatenses se encuentran procesados. “Hay un alto grado de veracidad en la prueba. El proceso sigue y estas personas van a tener que responder”, sentenció.

Según relató Facundo Maya, víctima del ataque en la YPF de Pinamar –a una cuadra y media de la comisaría local-, el sábado salió a bailar con sus amigos, para luego ir a comer a la estación de servicio. En el trayecto, una camioneta con cinco ocupantes que transitaba por la calle Bunge casi los atropella, por lo que hubo un intercambio de palabras.

En diálogo con TelpinTV, el joven pinamarense señaló que al llegar a la estación de servicio se encontraron con que quienes iban en la camioneta estaban allí. “Uno estaba llamando a otro auto. Llegaron y me empezaron a rodear. Uno me pegó de atrás, me caí al piso y me pegaron entre todos”, subrayó.

El joven aseguró que las otras personas iban a bordo de un Audi y se sumaron a la feroz paliza, por lo que habrían sido unos 10 individuos quienes lo atacaron. Maya quedó tendido en el piso producto de las heridas provocadas por golpes de puño y patadas y tras la llegada de la policía y la ambulancia fue derivado al hospital local. Allí donde recibió curaciones y luego fue dado de alta.

Testigos del hecho proporcionaron el dominio de la camioneta a efectivos policiales por lo que se pudo interceptar el vehículo sobre la avenida Bunge. También en declaraciones a TelpinTV, el director de Seguridad de Pinamar, Sebastián Berardone, confirmó que se procedió en ese momento a aprehender a los ocupantes de la camioneta RAM, quienes recuperaron su libertad tras la indagatoria, aunque el proceso penal se mantiene abierto.

 

Lo más visto