Tres países rechazaron la creación de un santuario de la Antártida

Los 25 gobiernos que integran la Comisión del Océano Antártico (CCAMLR, según sus siglas en inglés) no han logrado llegar a un acuerdo para la creación de un santuario en la Antártida.

La masa de tierra del continente blanco está protegida, pero el océano que la rodea no. En una zona solo habitada por los científicos de las bases, la mayor amenaza que existe es la pesca industrial del kril, un pequeño camarón cuya captura se ha incrementado en todo el mundo debido a su uso en la farmacología y como complemento nutricional, al ser muy rico en omega 3 y vitaminas.

El kril es además básico en la dieta de muchas especies que viven en esta zona de la tierra, como los pingüinos, las focas o las ballenas.

El proyecto preveía la protección de 1,8 millones de kilómetros cuadrados y su conversión en el área marina protegida más grande del planeta. Sin embargo, tres país han votado en contra de la iniciativa: se trata de China, Rusia y Noruega.

La votación a favor de la propuesta por parte de 22 países presentes incluye a Estados Unidos. El rechazo al santuario es difícilmente entendible, dado que el 85% de la industria pesquera se había mostrado a favor del proyecto según manifestaron desde Greenpeace.

En una nota difundida por el diario El País de España, Frida Bengtsson, delegada de la ONG ambientalista en la cumbre anual, rechaza especular sobre si las razones económicas son las que han llevado a China, Rusia y Noruega a vetar el acuerdo. “Por alguna razón, la naturaleza no tiene prioridad” afirmó la representante de la organización ecologista.

El caso de Noruega es distinto: desde ese país estaban de acuerdo con la propuesta, pero presentaron un propio proyecto, que incluía partir el área en dos. Greenpeace le ha reclamado ahora a esa nación escandinava “que establezca un plan de trabajo con un calendario claro”.

 

Lo más visto