Carrocería, chasis y mecánica a la perfección: cuando un pasatiempo te vuelve especialista

Santiago ‘Rolo’ García vive desde hace varias décadas en Villa Gesell. A través de su afición por las camionetas comenzó a restaurar antiguos vehículos y al cumplir 40 años, decidió hacerse un auto-regalo que le resultó definitivo.

Propietario de una tradicional empresa geselina de producción de hielo, Santiago charló con Telégrafo sobre la otra especialidad de su vida, la que vincula a la mecánica con la estética más perfecta aplicada sobre vehículos legendarios.

 

Fotos Ricardo Stinco

 

“Empezó medio como un hobbie y se formó un grupo de amigos. Hace por lo menos cinco años que estamos en esto. Adquirí una Chevrolet modelo 69 -me compré esa camioneta ya que había aprendido a conducir en una así de mi viejo-, y ahí la empecé a armar” cuenta ‘Rolo’ sobre sus recuerdos iniciales.

Las manos y el conocimiento de García lo llevaron a convertirse en referencia al momento de restaurar, perfeccionar y embellecer rodados fabricados hace más de medio siglo. ”A veces trabajamos sobre camionetas que relativamente contienen la mecánica original, en otros casos hay que complementarlas, a otras es necesario hacerles algunas mejoras para tomar velocidad, también lograr que tengan un exterior bien restaurado, en ciertas oportunidades a través de una serie de manos de pintura, se le buscan los ángulos filosos, la apariencia del desgaste, todo a lija, luego se repasa, y se pinta de nuevo” , detalla sobre algunos pormenores de la tarea.

 

Fotos Ricardo Stinco

 

Santiago pertenece al grupo Viking Argentina, un espacio de intercambio de publicaciones sobre vehículos Chevrolet Task Force, Apaches o Vikings del año 1955 en adelante, con fotos, videos, repuestos y consultas de todo lo referido a esos modelos y abierto a la compra venta.

“Hay un modelo de camión que se llamó Viking hace mucho tiempo y la gente le puso ese nombre a este tipo de rodados” cuenta ‘Rolo’, encargado de la gráfica del próximo evento de la organización, pautado para el próximo fin de semana largo de agosto, en San Miguel del Monte, en ocasión de su 5º aniversario.

 

Fotos Ricardo Stinco

 

“El primer encuentro se hizo solo de camionetas Chevrolet task force del año 55 al 59, pero la realidad es que se amplió y será más masivo, para invitar a otro tipo de camionetas de los años 50”, recalca García.

“Es un espacio en donde hay todo tipo de vehículos, importados, hot rod, task force, con terminaciones a la perfección en la estética. Ingresé a Viking y empecé a rescatar pedazos de las camionetas y ahí me puse a armar una Apache 59, fue un auto-regalo por los 40 años, algo muy especial en relación a todo esto”, dice Santiago sobre las emociones por sus cuatro décadas.

 

 

Con objetivos de producción laboral e inversión “junto a Nicolás, un amigo pintor que tiene un par de camionetas“, García busca trabajar sobre diversos vehículos “para venderlos o bien para quedarme con algunos”, reconoce.

Sobre el final, sin dudarlo, también se sincera sobre el contexto económico del país: “Son gustos para cuando uno anda bien, quizá para otro tipo de época”.

 

Fotos Ricardo Stinco

 

Lo más visto