El consumo de alcohol, incluso en cantidad moderada, es un factor de riesgo para desarrollar cáncer

Al igual que ocurre con el tabaco, existe sobre el alcohol una creciente información que lo relaciona con problemas de salud tales como, por ejemplo, el cáncer.

Desde la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) difundieron un estudio con un creciente número de estudios epidemiológicos en el que se calcula que de las 8,8 millones de defunciones por cáncer en el mundo, aproximadamente 340.000 se deben al alcohol y que entre un 3% y un 3,5 % de los tumores en países desarrollados se deben también al alcohol.

“Existe una asociación dosis-respuesta clara con respecto al consumo de alcohol; es decir, cuanto más consumo, mayor riesgo de cáncer. No hay una cifra segura a partir de la cual se pueda garantizar que no hay riesgo, y reducir el consumo, o evitarlo por completo, sí reduce el riesgo de cáncer”, explicó sobre la problemática la doctora Aitana Calvo al diario El País de España en un artículo al respecto.

“Desde principios del siglo XX conocemos la asociación entre el consumo de alcohol y el cáncer. Sabemos que ese consumo causa tumores de cavidad oral, faringe, laringe, esófago, hígado, colorrecto y mama” advirtió Calvo.

Al analizar por separado las investigaciones realizadas sobre cada tipo de cáncer, el colorrectal es el tercer tipo más frecuente y es la cuarta causa de mortalidad, con aproximadamente 600.000 muertes anuales.

En relación a los resultados sobre el efecto del consumo de alcohol en los cánceres de hígado y páncreas, una revisión publicada en Clinics and Research in Hepatology and Gastroenterology explica que la mayoría de los tumores hepáticos tienen un origen vírico (aunque en el resto de los casos, el consumo de alcohol es un factor de riesgo relevante). Respecto al cáncer de páncreas, todavía son necesarios más estudios para concluir si el consumo de bebidas alcohólicas, y en qué medida, es o no un factor de riesgo.

Un caso interesante fue una revisión de los estudios sobre el consumo de alcohol y el riesgo de padecer cáncer de mama publicada por la International Agency for Research on Cancer, donde se vio que una mayoría abrumadora de los trabajos encontraban un aumento de la incidencia del cáncer de mama ante el consumo de bebidas alcohólicas, incluso si el mismo era moderado, y en ningún caso ese consumo prevenía el desarrollo tumoral. Tanto en esa como en otra revisión publicada por la University School of Medicine (St Louis, Estados Unidos) se enfatiza que el riesgo de padecer cáncer de mama parece especialmente sensible a alcohol: de hecho, se estima que incluso con un consumo inferior o igual a una bebida alcohólica diaria el riesgo en mujeres de desarrollar un cáncer de mama se incrementa entre un 4% y un 15%.

Ante todos estos estudios, los oncólogos indican que quizá sea el momento de plantear un cambio en el etiquetado de las bebidas alcohólicas en el cual se informe de sus riesgos para la salud del mismo modo que se hizo con el tabaco.

 

Lo más visto