Transición al vegetarianismo: recomiendan asesoría profesional

Con este cambio en la alimentación en auge, desde el Colegio de Nutricionistas de la provincia de Buenos Aires aseguraron que es fundamental el acompañamiento profesional en la transición de quienes se inician en este estilo de vida.

Cada vez son más las personas que deciden optar por un estilo de vida vegetariano, que modifica principalmente su dieta alimentaria diaria. En Argentina, el 12% de la población mayor de 18 años es actualmente vegetariana o vegana, marcando un aumento del 3% anual entre 2019 y 2020, según una encuesta de Kantar -Insights División, encargada por la Unión Vegana Argentina.

Ya sea por razones morales, filosóficas, ambientales y/o de salud, este año que pasó, miles de argentinos y argentinas optaron por un cambio en su estilo de vida que, entre otras cuestiones, implica dejar de consumir carne para centrarse en ingerir frutas y vegetales en su dieta

 

 

“Una alimentación vegetariana o vegana, debe estar planificada y acompañada de un profesional para evitar déficit de nutrientes que se generan al dejar de consumir alimentos de origen animal, como las carnes, huevos, lácteos y derivados”, sostuvo Micaela Esandi, licenciada en Nutrición (MP 5265) y referente del Colegio de Nutricionistas bonaerense.

En esta línea, agregó que “es primordial no descuidar los nutrientes críticos en estos patrones como son la vitamina B12, las proteínas, el hierro, el calcio y el zinc”. 

“Hoy sabemos que existen muchos alimentos de origen vegetal con los que se puede cubrir fácilmente los requerimientos de estos nutrientes sin la necesidad de consumir grandes volúmenes de comida o muchos suplementos”, recalcó Esandi.


El caso de la vitamina B12

No obstante, la profesional destacó el caso de la vitamina B12, que “necesita la suplementación de forma obligatoria, ya que no existe otra forma de obtención de la misma, ni de fuente vegetal ni de origen endógeno, es decir, dentro de nuestro organismo”. 

En ese sentido, su colega Lucía Perez (MP 1507) precisó que “la suplementación con vitamina B12 es específica para cada persona ya que la dosis dependerá de las características previas, de la capacidad propia de absorber el nutriente y su evolución”. 

“Para aquellas personas que inician su transición al vegetarianismo o veganismo es importante consultar a nutricionistas y evitar que la fuente de información sean las redes sociales sin evidencia científica”, sentenció.

El patrón alimentario es individual

La alimentación basada en plantas tiene tantas diferencias en tanto personas las lleven a la práctica, de acuerdo al Colegio de Nutricionistas.

En este sentido, Pérez subrayó que “cada patrón alimentario es individual y es por ello que analizando la alimentación de cada persona podemos asesorar de manera más específica y así prevenir o revertir algún déficit nutricional”.

 

 

“Cuando los alimentos son todos de origen vegetal, el profesional en nutrición puede acompañar al consultante en aprender técnicas que aumenten la biodisponibilidad de nutrientes críticos”, concluyó la profesional.

Finalmente, Esandi enfatizó en que “las alimentaciones basadas en plantas tienen evidencia científica que muestra la disminución de la mortalidad, y son adecuadas a todas las etapas de la vida siempre que estén bien planificadas y adaptadas individualmente por un nutricionista matriculado”.



Lo más visto