Los grupos de running en Pinamar deberán estar registrados y cumplir requisitos

A partir de abril de 2019, los grupos de running –de entrenamiento en vía pública- de Pinamar tendrán que estar registrados y cumplir con una serie de requisitos para poder funcionar. La legislación fue promovida por el concejal oficialista Rafael De Vito y aprobada en la última sesión del Concejo Deliberante por unanimidad.

Se entiende como “grupos de running” a las personas que entrenan conjuntamente en espacios públicos bajo las directivas de un profesor de educación física o alguien idóneo en la materia –como un personal trainer-, práctica creciente en Pinamar.

“Es necesario que se tengan los recaudos mínimos indispensables para la enseñanza y la práctica de cualquier actividad física, como ser título habilitante del profesor, exigencia de certificado de apto médico para cada alumno o cobertura ante emergencias médicas”, argumentó De Vito en la iniciativa que finalmente fue aprobada.

Así, la ordenanza establece la obligatoriedad de la inscripción en el Registro de “Grupo de Running Seguro” –a cargo de la secretaría de Deportes-para el uso de espacios públicos. Además los responsables tendrán que presentar una declaración jurada y un cronograma que incluya días, horarios y lugar donde se realizará la actividad física.

La autoridad de aplicación tendrá la potestad de determinar si el lugar solicitado es apto o no y si está disponible en las fechas propuestas. Asimismo, quienes lleven adelante los grupos de running tendrán que acreditar inscripción ante AFIP, disponer de botiquín de primeros auxilios y poseer certificado emitido por autoridad competente de conocimientos de primeros auxilios y reanimación cardio pulmonar (RCP).

Por otra parte, también deberán acreditar la contratación de un servicio de emergencia con cobertura de traslado para todos los integrantes del grupo, mientras que en el caso de los grupos reducidos (máximo de 5) serán los integrantes quienes deben presentar cobertura médica propia.

De acuerdo a la normativa, el titular o responsable de cada grupo tendrá que contar con título habilitante de profesor de educación física, licenciado en educación física o similar con títulos expedidos por institutos o establecimientos oficialmente reconocidos.

En cuanto a los integrantes de los grupo de running, deberán contar con el correspondiente certificado de aptitud física, expedido preferentemente por medico deportólogo o por cualquier otro profesional autorizado por el Colegio de médicos. Anualmente, también tendrán que completar la planilla única para prácticas deportivas.

La ordenanza entrará en vigencia el 1 de abril de 2019 y previamente la municipalidad de Pinamar tendrá que darle amplia difusión por todos los medios que crea convenientes.

 

Lo más visto