Tres razones por las que la Reserva Faro Querandí debería ser un Parque Nacional

Más allá de ser un sitio paradisíaco de por sí, motivo suficiente para elevar al máximo nivel su protección medio ambiental y su desarrollo turístico, la zona del Faro Querandí podría convertirse en una fuente importante de ingresos para la comunidad local de ser catalogada parque nacional.

Desde que el primero de ese tipo de espacios geográficos se creó en Yellowstone, en el estado de Wyoming en Estados Unidos, un 14% del territorio mundial cuenta con algún nivel de protección.

En América Latina, esta cifra alcanza casi la cuarta parte del territorio regional con destinos tan diferentes como el continente lo permite. Seis países latinoamericanos figuran dentro de los 30 con mayor porcentaje del territorio bajo protección. Son Venezuela, con el 54% (segundo lugar mundial), Nicaragua (37%), Belice (37%), Trinidad y Tobago (32,5%), Guatemala (32%) y Perú (31,5%).

En el marco de la reciente conmemoración por los 95 años de existencia del Faro Querandí, Telégrafo te acerca tres razones puntuales por las que es esencial proteger la zona de la manera más amplia posible, según las descripciones de María Victoria Ojea, productora del Banco Mundial:

  1. Fuente de ingresos para los países
    • Al crear el Parque Nacional Nahuel Huapi en la Patagonia, Argentina, se convirtió en el tercer país en las Américas (tras Estados Unidos y Canadá) en establecer una red de parques nacionales. Hoy, más de 40 parques protegen a casi el 7% del territorio. Entre 2003 y 2014 se registró un 88% más de visitantes, lo cual ha contribuido significativamente al sector turístico que da cuenta del 10% del PIB y el 5,4% de los empleos.
  2. Fuente de energía
    • En muchos casos, los parques nacionales resguardan los recursos naturales utilizados para la generación de energía. El caso más destacado es el del agua. Por ejemplo, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), la reserva privada Bosque Eterno de los Niños en Costa Rica, recibe hectáreas cada año como pago por proveer de agua a una empresa generadora de energía eléctrica.
  3. Recursos naturales
    • De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, las áreas protegidas pueden ayudar a mitigar los impactos de los desastres naturales con la estabilización del suelo (por ejemplo, evitando avalanchas, derrumbes y erosión), reduciendo inundaciones (por ejemplo, mitigación en pequeñas cuencas, protección de llanuras aluviales y humedales), y protegiendo las costas (manglares, dunas de arena o arrecifes de coral como barreras contra tormentas).

Faro Querandí: “Para tirarnos con municiones están las elecciones, acá se terminó el chiste”

“Su futuro, nuestro futuro”, la muestra por el Parque Nacional Faro Querandí

La Red Querandí insiste en la concreción del Parque Nacional en la reserva

La banca vacía en el Concejo Deliberante genera críticas e internas

 

Lo más visto